Etapa 1 del Camino Portugués

Lisboa – Alhandra

La etapa entre Lisboa y Alhandra es la etapa inaugural del Camino Portugués desde Lisboa. Desde la hermosa capital lisboeta comenzamos una etapa larga de más de 35 kilómetros que nos llevará a Alhandra. Sin embargo, la jornada será muy plácida debido a que no presenta dificultades reseñables. Nada más salir enlazaremos con el llamado «Caminho do Tejo», ruta de peregrinaje a Fátima. Los peregrinos que lo prefieran, pueden acortar la etapa y hacer noche en Alpriate, con albergue de peregrinos.

Etapa

1

Longitud

37 Km

Dificultad

Media

Perfil de la etapa Lisboa – Alhandra

Conoce el perfil de la etapa que sale desde Lisboa y llega hasta Alhandra.

Lisboa – Alhandra Etapa 1 del Camino portugués de Santiago

Pulsa sobre la imagen para visualizar el perfil con zoom

Sitios principales de la Etapa Lisboa – Alhandra

Conoce la información de los puntos de salida y llegada de la etapa Lisboa – Alhandra del Camino Portugués.

Free Tour por Santiago de Compostela
Cultural, monumental, religiosa y gastronómica.

Alojamientos en la Etapa Lisboa – Alhandra

Encuentra tu hospedaje en la etapa Lisboa – Alhandra del Camino Portugués.

Lisboa

Booking.com

Alhandra

Booking.com
Productos gallegos peregrinos Camino Portugués

Preguntas Frecuentes sobre la etapa Lisboa – Alhandra

Encuentra las respuestas a las dudas comunes que tienen los peregrinos en esta etapa.

Esta etapa entre Lisboa y Alhandra del Camino de Santiago, aunque sencilla, es bastante larga, puesto que nos llevará del centro de Lisboa a Alhandra. Hay personas que optan por tomar el transporte público y saltarse la primera parte de recorrido urbano. Sea como sea, los peregrinos que lo prefieran pueden acortar la jornada y hacer noche en las anteriores localidades de Alpriate o Alverca do Ribatejo.

La etapa no debería suponer dificultades añadidas ni para los que hagan el camino pedaleando ni para personas con movilidad reducida.

La primera etapa entre Lisboa y Alhandra del Camino Portugués nos llevará a Lisboa, capital de Portugal. Aquellos que todavía no conozcan esta preciosa ciudad milenaria deberían reservar al menos un par de días extra para visitarla y descubrir todos sus encantos.

De igual forma que Roma, Lisboa está asentada sobre 7 colinas con vistas al río Tajo. Sin duda, es el panorama perfecto, adornado todo ello con callejuelas adoquinadas, ruinas antiguas, edificios llenos de historia y catedrales de cúpulas blancas. Una escena cautivadora creada durante siglos y que atrae cada año aquí a miles de turistas.

En tu estancia en la ciudad no deberías perderte, al menos, la visita a la Catedral de Lisboa, desde donde parte el Camino a Santiago y el templo lisboeta más antiguo. Desde allí puedes seguir hasta la Plaza del Comercio, Praça do Comércio en portugués y pasar bajo el arco de triunfo. Muy cercano, en el barrio de Belém, se encuentra el Monasterio de los Jerónimos, uno de los lugares de imprescindible visita en Lisboa.

Cerca se encuentra también la Torre de Belém, a la que podremos llegar dando un pequeño paseo por la orilla del Tajo. Esta fortaleza del siglo XVI, construida para proteger la entrada al puerto ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Por último, no podrías irte de Lisboa sin subir al Elevador de Santa Justa, que te regalará una de las mejores vistas de la ciudad.

En cuanto al apartado gastronómico, la ciudad es conocida por la fama de sus restaurantes. Te recomendamos probar el bacalhau en sus diversas preparaciones, el caldo verde, el cerdo a la alentejana, el cocido portugués, las favas á portuguesa o la feijoada, un guiso de alubias y carne de cocido que es todo un emblema de la cocina portuguesa y brasileña.

En cuanto a la parte dulce, aquí el postre estrella son los famosos pasteles de Belém, que también inundan las pastelerías de toda la ciudad. Y para rematar la comida, en Portugal es obligatorio el café, la bebida nacional por excelencia. Ya sea «expresso, cheio, pingado, garoto, galão, con la chávena escaldada, etc», en Portugal el café suele ser de gran calidad y muy barato. Por último, no te marches sin probar los digestivos locales. Destaca la ginginha, un licor de aguardiente con cerezas, pero también el «bagaço», (orujo) y el Beirão, un licor de hierbas típico.

En la etapa inicial entre Lisboa y Alhandra tienes como primera información las flechas amarillas de la Catedral de Lisboa, más conocida como la «Sé», que marcan el comienzo del Camino Portugués. Desde allí atravesaremos el popular barrio de la Alfama y después el moderno Parque das Nações, construido para la Expo Internacional de 1998. Tras pasar bajo el puente Vasco da Gama seguiremos el margen del río Tejo –el Tajo en España– por pasarelas de madera y caminos de tierra entre agradables paisajes de ribera.

Contenido e información para los peregrinos

Visita nuestros contenidos del Camino de Santiago y toma las mejores decisiones.

Lugares de interés del Camino Portugués

Conoce los sitios principales de las etapas.

Productos gallegos peregrinos Camino Portugués