Qué ver en Castilla y León.

Vistas de Segovia desde el Alcázar por Hugh Llewelyn (Flickr)

Encuentra los mejores lugares en Castilla y León por sus Provincias

A decir verdad, sobran cosas que ver en Castilla y León. Desde León a Segovia, pasando por Valladolid y acabando en Salamanca, la lista de atractivos de la comunidad es inmensa. Con 9 provincias, es la comunidad autónoma más extensa de España y la sexta más poblada. Pero, ante todo, es la mejor ventana a la esencia hispánica. Aquí el visitante podrá maravillarse con paisajes de grandes llanuras, espectaculares montañas y cautivadores pueblos medievales que parecen haberse anclado en el tiempo. El vasto patrimonio cultural de Castilla y León se descubre también a través de sus carreteras secundarias, que sorprenden con remotos castillos, yacimientos prehistóricos, solitarios monasterios y monumentales ciudades Patrimonio de la Humanidad. Esta comunidad es el secreto oculto de España que muchos aún desconocen.

Preguntas Frecuentes sobre

Qué ver en Castilla y León

La comunidad también está reconocida por sus bellos espacios naturales. Desde la espectacular Sierra de Francia, pasando por los Picos de Europa o el Monumento Natural de Las Médulas, las posibilidades de turismo son casi infinitas. No cabe duda, decidir que ver en Castilla y León no es fácil, pues siempre habrá cosas y lugares interesantes por conocer. Sin embargo, como por algún lado hay que empezar, te dejamos a continuación con los principales lugares de interés de la comunidad castellanoleonesa:

  • Qué ver en Ávila: las murallas de origen romano de la capital abulense, declaradas Patrimonio de la Humanidad junto a parte de la ciudad, son el mayor símbolo de la provincia. Sin embargo, hay mucho más que ver, como la Catedral de El Salvador, la primera de estilo gótico de España. Además, los alrededores de la ciudad son perfecto para una escapada a la naturaleza en el Parque Regional de la Sierra de Gredos.
  • Qué ver en Soria: la capital provincial presume de un casco antiguo con notables construcciones románicas. Sin embargo, lo mejor se encuentra en los alrededores. No dejes de visitar los pueblos de Medinaceli, San Esteban de Gormaz, El Burgo de Osma o Almazán. Tampoco te pierdas el Parque Natural del Cañón del Río Lobos, uno de los paisajes naturales más espectaculares que ver en Castilla y León.
  • Qué ver en Salamanca: ya sea de noche o de día, Salamanca siempre tiene una luz especial, una apariencia mágica. La capital salmantina, sede de la primera universidad española de la historia, presume de tener una de las plazas mayores más bonitas de la geografía española y una majestuosa catedral. Es también la ciudad más animada de toda la comunidad, pues acoge a una numerosa población estudiantil. En la provincia destacan pueblos como La Alberca, Ciudad Rodrigo o Béjar, de imprescindible visita.
  • Qué ver en Palencia: hablar de la provincia palentina es hablar del Camino de Santiago. Y también de numerosas obras de arte románico cuyos máximos representantes son pueblos como Frómista, Nogal de las Huertas o Aguilar de Campoo. Ya en la ciudad de Palencia merece la pena detenerse a ver bonitos monumentos como la Catedral de San Antolín, apodada La Bella Desconocida, la iglesia de San Miguel o el Palacio Episcopal.
  • Qué ver en Segovia: la capital segoviana es famosa por su célebre Acueducto Romano (Patrimonio de la Humanidad desde el año 1985). Pero por si esto no fuese suficiente razón para visitarla, la provincia ofrece otros atractivos. Reales Sitios llenos de historia y hermosos pueblos medievales como Pedraza, Cuéllar, Turégano o Ayllón.
  • Qué ver en León: más allá de la monumental capital leonesa, por la que es un placer perderse y disfrutar de su buen ambiente, la provincia regala al visitante lugares únicos como Astorga, Sahagún o Balouta. Además, a lo largo de su territorio se encuentran alguno de los parajes naturales más bonitos que ver en Castilla y León. como son el Parque Nacional de los Picos de Europa y el increíble paisaje de Las Médulas, declarado Patrimonio de la Humanidad.
  • Qué ver en Burgos: la provincia burgalesa acoge dos monumentos que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: la Catedral de Burgos en la ciudad homónima y el yacimiento de Atapuerca, que contiene en su interior algunos de los restos de seres humanos más antiguos y relevantes, tanto de la península ibérica como del mundo. Además, la provincia también alberga alguno de lo pueblos más bonitos que visitar en Castilla y León como Santo Domingo de Silos, Lerma u Orbaneja del Castillo.
  • Qué ver en Zamora: la provincia se encuentra unida al Camino de Santiago, como demuestra su amplio patrimonio de arte románico. Resultan de imprescindible visita además de la capital provincial, pueblos como Fermoselle, Villalpando, Toro o Puebla de Sanabria. Precisamente, en esta última localidad se encuentra uno de los grandes atractivos naturales que ver en Castilla y León, el Lago de Sanabria, considerado el mayor lago de origen glaciar de toda Europa.
  • Qué ver en Valladolid: la capital de la comunidad impresiona con su Plaza Mayor y una catedral del siglo XV digna de visita. El recorrido por la provincia también contempla el paso por lugares con un notable patrimonio histórico y artístico como Peñafiel, Olmedo, Tordesillas y Medina del Campo, poseedor de uno de los últimos castillos construidos en España.

Pese a su gran extensión, podríamos decir que en la mayoría de la comunidad castellanoleonesa domina el clima mediterráneo continentalizado. El clima se caracteriza por sus extremos, presentando inviernos largos y fríos y veranos cortos y realmente calurosos. Atendiendo a esto, podríamos decir que las mejores fechas para viajar a Castilla y León son los meses que van de abril a octubre, donde solo tendrás que tener en cuenta el calor para organizar tu viaje. Durante los meses de marzo y abril podrás disfrutar de paisajes primaverales en todo su esplendor, mientras que septiembre y octubre son los mejores momentos para disfrutar de los colores otoñales.

Asimismo, no deberías desaprovechar la ocasión de visitar la comunidad castellanoleonesa para descubrir sus fiestas más populares. La Semana Santa es una de las tradiciones más arraigadas, destacando las de Valladolid, Zamora, León, Salamanca, Medina de Rioseco, Medina del Campo, Palencia o Ávila, todas ellas consideradas Fiestas de Interés Turístico Internacional. La misma consideración tienen también los Encierros de Cuéllar, considerados los encierros más antiguos de España.

Estamos hablando de la comunidad autónoma más extensa de España. Además, en su interior atesora innumerables atractivos y lugares de interés. Es por ello que pretender visitar Castilla y León en pocos días es algo imposible, se trata de una región que ha de disfrutarse poco a poco, organizando alguna escapada a determinadas zonas para descubrir todos sus encantos. En cualquier caso, para empezar, lo ideal sería disponer de al menos una semana o dos. No te dará tiempo a verlo todo, pero sí que supondrá una buena aproximación para descubrir todo lo que ver en Castilla y León.

La comunidad castellanoleonesa representa un viaje a la historia y a la cultura, ofreciendo al viajero un amplio abanico de lugares por conocer y rincones por descubrir. Y la mejor forma de hacerlo es a través de las rutas e itinerarios más populares que ahora te mostramos.

Rutas de 1 día

Visitas guiadas: en esta comunidad con tanta historia y patrimonio cultural se ofrecen una gran diversidad de free tours y actividades de 1 día que pueden hacer de la visita algo muy enriquecedor. Si estás en la ciudad te recomendamos que hagas siempre que puedas el free tour por León, el free tour por Burgos, el free tour por Salamanca, el free tour por Segovia, el free tour por Ávila y el free tour por Astorga.

Ruta del Cares: se trata de una de las rutas de senderismo más populares para conocer los maravillosos Picos de Europa. El itinerario tiene un total de 12 kilómetros y discurre por desfiladeros de vértigo en sorprendentes parajes naturales.

Rutas de más de 1 día

Ruta de los Bosques Mágicos: se trata de una ruta de senderismo en la provincia de Ávila que discurre por el Valle de Iruelas, uno de los entornos paisajísticos más bonitos de todo Castilla y León. El itinerario tiene un total de 100 kilómetros y puede dividirse en cuatro jornadas.

Rutas del Románico: uno de los grandes atractivos que ver en Castilla y León es su notable patrimonio de arte románico. Las provincias de Zamora, Burgos, Palencia, León y Soria son las que más obras albergan, pero en general, en toda la comunidad se suceden las muestras de este estilo arquitectónico y artístico.

Camino de Santiago: la comunidad de Castilla y León ha estado intensamente vinculada a la tradición jacobea desde sus inicios. Por su territorio pasan varias rutas jacobeas, siendo las más conocidas el Camino Francés, la Vía de la Plata y el Camino Sanabrés. La ruta francesa discurre por el norte de la comunidad y atraviesa las provincias de Burgos, Palencia y León, antes de adentrarse en Galicia. La Vía de la Plata, por su parte, pasa por el oeste castellanoleonés por las provincias de Salamanca y Zamora, donde se desdobla en el Camino Sanabrés. Cualquiera de las dos rutas representa una gran forma de conocer los paisajes más característicos del territorio además de sus principales monumentos.