Qué ver en Cantabria.

Valles pasiegos en Cantabria por jroblear (Flickr)

Dicen de esta comunidad situada al norte de España que es una tierra infinita, repleta de paisajes naturales de ensueño, pueblos con innegable encanto y miles de experiencias por vivir. Y así es. Tanto hay que ver en Cantabria, que puede que no sepas ni por donde empezar. El viaje a Cantabria también incluye el paso por su capital, ciudad balnearia y elegante de la que todo viajero se enamora, además de la posibilidad de probar la deliciosa gastronomía montañesa, realizar actividades en la naturaleza y un sinfín de sorpresas mas. Descubre en caminoon.com como aprovechar al máximo tu viaje a Cantabria.

Preguntas Frecuentes sobre

Qué ver en Cantabria

Entre el mar y la montaña, Cantabria ofrece lo mejor de cada y ofrece miles de posibilidades al viajero. Desde la increíble bahía de Santander a las montañas de los Picos de Europa, pasando por valles verdes, salvajes y sorprendentes playas, pueblos medievales de piedra o prehistóricas cuevas con pinturas rupestres de incalculable valor. Para ponértelo fácil en esta tierra infinita, te contamos todo lo que debes visitar en Cantabria para hacer de tu viaje una experiencia de lo más enriquecedora y completa:

  • Santander: la capital de Cantabria es una bonita y elegante ciudad portuaria con un encanto especial. Su monumentos más importantes son la Catedral, el Gran Casino del Sardinero y Palacio de la Magdalena, de estilo victoriano y antigua residencia de verano de los reyes de España. Pero la ciudad también destaca por sus playas como la famosa playa del Sardinero, epicentro del turismo en la época veraniega.
  • Comillas: en la costa occidental cántabra se encuentra esta localidad de aspecto modernista. Su mayor atractivo es El Capricho de Gaudí, una de las pocas obras del genial artista catalán fuera de Cataluña. Pero el legado modernista no acaba aquí, pues muy cerca también podrás maravillarte con el neogótico Palacio de Sobrellano. El municipio también es conocido por ser un destino turístico de verano, destcando sus bonitos arenales, entre los que sobresale la playa del Parque Natural de Oyambre, uno de los lugares más bonitos que ver en Cantabria.
  • San Vicente de la Barquera: es otra de las localidades más bonitas de Cantabria. Con las montañas de los Picos de Europa siempre presentes, este pueblo conserva un casco antiguo de origen medieval conocido como la Puebla Vieja. En su interior te recomendamos visitar la iglesia de Santa María de los Ángeles y su castillo datado del siglo XII. A lo largo de su término municipal también puede presumir de tener algunas de las playas más visitadas de todo el litoral cántabro como la playa de Merón o la playa del Tostadero.
  • Liébana: en esta histórica comarca se encuentra el monasterio franciscano de Santo Toribio, lugar de peregrinación cristiana al albergar la reliquia del Lignum Crucis, el trozo más grande conocido de la cruz donde murió Jesucristo. En esta comarca también merece la pena acercarse al pueblo de Potes, uno de los imprescindibles que ver en la comunidad de Cantabria y principal puerta de acceso al Parque Natural de los Picos de Europa.
  • Laredo: esta villa costera es un importante destino turístico cántabro gracias a sus hermosas playas, entre las que destaca la de La Salve, la más extensa de toda la Comunidad Autónoma de Cantabria.
  • Santillana del Mar: es sin duda el pueblo más famoso de toda Cantabria, no solo por su precioso conjunto histórico medieval, también por albergar en su municipio la famosa Cueva de Altamira, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En la propia Santillana del Mar, que destaca por sus casas y palacios medievales con balcones repletos de flores, son de imprescindible visita la Colegiata de Santa Juliana (joya del románico cántabro), el Convento de San Ildefonso o el Convento de Regina Coeli, en cuyo interior se encuentra el Museo Diocesano.
  • Bárcena Mayor: localizado en el Valle del Saja, Bárcena Mayor es el perfecto ejemplo de pueblo montañés bien conservado. Un lugar ideal para disfrutar paseando por sus dos únicas calles, La Calleja y la Calle Larga, donde se acumulan casas de piedra con balcones de madera que llevan al viajero a la Edad Media.
  • Castro Urdiales: este pueblo localizado sobre el yacimiento romano de Flavióbriga acoge el templo gótico más importante que ver en Cantabria, la Iglesia de Santa María, que los castreños conocen con el sobrenombre de "la Catedral". A lo largo de las calles de Castro Urdiales también te recomendamos hacer una sosegada visita a construcciones como el Palacio, el Castillo de Ocharán y el Castillo de Santa Ana.

La comunidad cántabra posee un clima oceánico templado con temperaturas más suaves debido a la influencia del océano Atlántico, menos en los valles y montañas del interior, donde incluso no es raro que se registren nevadas. Teniendo en cuenta esto, aunque siempre merece la pena visitar la comunidad en cualquier estación, las mejores fechas para viajar a Cantabria serían de abril a octubre. En esa época podrás disfrutar de días largos y soleados, el contexto ideal para aprovechar el día y descubrir sus rincones más encantadores.

También puede ser una muy buena idea visitar Cantabria coincidiendo con sus fiestas más populares. Hay que destacar la Pasión Viviente de Castro Urdiales, la Batalla de flores de Laredo, la Gala Floral de Torrelavega, la Fiesta del Orujo en Potes o la festividad de las Guerras Cántabras, todas ellas consideradas Fiestas de Interés Turístico Nacional.

La comunidad cántabra alberga los más variados destinos. Desde impresionantes lugares naturales y villas marineras, a espectaculares paisajes de montaña en los Picos de Europa o el Valle de Liébana. Es por ello que con tanta variedad te harán falta al menos 2 semanas para descubrir los imprescindibles que ver en Cantabria. Y, desde luego, ya te decimos que no te dará tiempo a verlo todo, pero sí tendrás la oportunidad de realizar alguna de las rutas más bonitas de toda la comunidad. Eso sí, te recomendamos encarecidamente planificar bien tu viaje para sacarle el máximo partido. No te olvides que los desplazamientos por las reviradas carreteras locales pueden hacerse bastante largos.

La diversidad y riqueza natural que hay que ver en Cantabria da lugar a que sea el lugar ideal para hacer todo tipo de itinerarios y rutas. Muchas de estas rutas son a pie o en bici de montaña, pero también hay algunas pensadas para hacerlas en coche, conduciendo por las preciosas carreteras de la región. Toma nota de las que te proponemos.

Rutas de 1 día

Visitas guiadas: en la mayor parte de lugares más interesantes de Cantabria se llevan a cabo una gran diversidad de free tours y actividades con las que podrás descubrir al detalle todos sus secretos. Te recomendamos hacer el free tour por Santander, el free tour por Comillas y el free tour por Santillana del Mar.

Ruta del Cares: este itinerario, que también toca la comunidad de Asturias y la provincia de León, es sin duda una de las mejores cosas que hacer en Cantabria. Con un total de 11 kilómetros, haciendo la Ruta del Cares el viajero podrá conocer a fondo algunos de los parajes más fascinantes del Parque Nacional de los Picos de Europa siempre con la compañía del río Cares.

Ruta de Las Playas: el itinerario recorre algunos de los lugares más bonitos de la costa cantábrica, con numerosas localidades turísticas de gran encanto e interés, además de todo tipo de servicios. Te recomendamos conocer localidades como Pedreña, Ajo, Somo, Noja, Santoña o Montehano.

Rutas de más de 1 día

Camino de Santiago: por la comunidad cántabra pasan varias rutas jacobeas con destino a Santiago como el Camino del Norte o el Camino Lebaniego, actividades ideales para descubrir sus paisajes y hacer la maravillosa experiencia del Camino de Santiago.

Disfruta de las actividades que te ofrecemos en Cantabria

Momentos únicos e inolvidables