Qué ver en Tenerife.

Panorámica del Teide en Tenerife por Jose Luis Tirado (Flickr)

Si bien se tiene una idea generalizada de que la isla es principalmente un destino de sol y playa, lo cierto es que hay mucho más que ver en Tenerife. Su naturaleza volcánica propicia escenarios únicos e inolvidables en el norte de la isla de Tenerife, donde es obligatoria la visita al Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio Mundial o al frondoso y mágico Valle de la Orotava. Pero la isla ofrece muchos más atractivos, como históricas ciudades de estilo colonial o una interesante gastronomía que mezcla la alta cocina y la popular. Sin duda, uno de los mejores destinos que tienes que visitar en las Islas Canarias.

Preguntas Frecuentes sobre

Qué ver en la isla de Tenerife

La zona sur de la isla es el lugar perfecto para aprovechar el buen tiempo en las innumerables playas, principalmente en la conocida como Costa del Silencio, que alberga arenales maravillosos como playa de Las Vistas, Playa de Fañabé, Playa de las Américas o Playa de Los Cristianos. En el norte, también encontrarás propuestas recomendables junto al mar, como la playa de Puerto de la Cruz.

Como ves, aburrirse en esta isla es imposible. Así que, si eres una de esas personas inquietas que quieren sacar el máximo partido a cada uno de sus viajes, a continuación, te dejamos con todo lo que ver en la isla de Tenerife:

  • Santa Cruz de Tenerife: la capital insular se encuentra al norte y es su ciudad más poblada. Además de su amplia oferta comercial, te recomendamos visitar la plaza de España, el parque García Sanabria, el mercado Nuestra Señora de África, su moderno auditorio o el centro de arte TEA. Además, cada año en sus calles se celebra el Carnaval de Santa Cruz, declarado de Interés Turístico Internacional y uno de los más espectaculares de España.
  • San Cristóbal de la Laguna: esta ciudad es uno de los imprescindibles que ver en Tenerife en cualquier viaje. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999, su casco histórico y trazado urbano de estilo colonial sirvió de modelo para la creación de muchas ciudades americanas como La Habana o Lima. Además, podrás visitar preciosos monumentos como La Catedral de San Cristóbal de La Laguna, la plaza del Adelantado, el Ayuntamiento, La Casa de Anchieta o el Monasterio de Santa Catalina de Siena.
  • Puerto de la Cruz: esta ciudad, importante destino turístico por sus playas, se encuentra al norte de la isla. La urbe se extiende en torno a su pequeño puerto y ofrece amplias avenidas y exuberantes espacios ajardinados perfectos para pasear. No te pierdas monumentos de imprescindible visita en la isla de Tenerife como el castillo de San Felipe, la ermita de San Telmo o la iglesia de Nuestra Señora de la Peña.
  • La Orotava: se trata del municipio más grande de toda la isla y llama la atención por su frondosa vegetación, justo en las inmediaciones del Teide. En su conjunto histórico y arquitectónico destacan varios edificios religiosos como la Iglesia de San Agustín, la de la Concepción, la de San Juan Bautista y la de Santo Domingo. También resulta de imprescindible visita la Casa de los Balcones, joya de la arquitectura popular local.
  • Drago Milenario: se trata de uno de los más conocidos símbolos de las Islas Canarias. Este árbol, un auténtico tesoro de la naturaleza, se encuentra situado en el municipio de Icod de los Vinos y se cree que puede tener 1000 años de vida. Para visitarlo tendrás que entrar en el recinto privado del Parque del Drago, donde también podremos ver otras especies endémicas de la isla.
  • Parque Rural de Anaga: este espacio natural, declarado Reserva de la Biosfera por su extraordinaria biodiversidad, es un verdadero bosque de cuento, uno de los imprescindibles que ver en la isla de Tenerife. El parque de Anaga se encuentra al norte de la isla y tiene más de 15.000 hectáreas que se extienden por los municipios tinerfeños de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife y Tegueste. En su interior alberga una red de senderos ideales para descubrir espectaculares paisajes y frondosos bosques al lado del mar.
  • Garachico: principal puerto tinerfeño en la antigüedad, esta histórica villa ofrece una gran cantidad de atractivos. No te pierdas monumentos y construcciones como las iglesias de Santa Ana y Nuestra Señora de los Ángeles, además de los conventos de San Francisco y Santo Domingo. También merecen una sosegada visita el castillo de San Miguel o las piscinas naturales de El Caletón, perfectas para un refrescante baño.
  • Parque Nacional del Teide: se trata del mayor y más antiguo de los parques naturales de las islas afortunadas, además de un auténtico símbolo de Tenerife. Es por tanto una visita obligatoria en la que descubrir alucinantes paisajes y conocer la fauna y flora que rodea al pico más alto de España.
  • Acantilados de Los Gigantes: estos acantilados constituyen otro de los imprescindibles que ver en la isla de Tenerife. Situados al sur, en el municipio de Santiago del Teide, estos espectaculares acantilados basálticos de origen volcánico están considerados de los más altos de la Europa continental, solo superados por otros barrancos de Noruega, Gran Bretaña y por los magníficos acantilados de Vixía Herbeira.

La isla tinerfeña se caracteriza por tener temperaturas suaves durante todo el año, principalmente en verano, cuando lo más habitual son las medias superiores a 25ºC. Los inviernos son muy suaves, puesto que rara vez se baja de los 17º, algo que se debe a los vientos alisios, cuya humedad se concentra en nubes en las zonas altas. Esto hace que cualquier época del año sea perfecta para viajar a la isla de Tenerife y disfrutar de todos sus encantos, puesto que siempre disfrutarás de temperaturas agradables. Sin embargo, también hay que tener claro que debido a la particular orografía las temperaturas pueden variar del sur al norte, así como en las zonas más altas.

También puede ser una excelente idea visitar Tenerife coincidiendo con sus festividades más destacadas. Destaca sobre cualquier otra el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, celebrado en febrero y considerado el carnaval más importante del mundo después del de Río de Janeiro. Las fiestas, declaradas de Interés Turístico Internacional, se alargan durante más de una semana, inundando de ambiente carnavalero todas las calles de la isla.

La isla tinerfeña es la más grande de todo el archipiélago canario y, además, ofrece incontables puntos de interés a lo largo de su geografía. Es por ello que te recomendamos al menos reservar una semana para tomarle el pulso y descubrir los principales atractivos turísticos que ver en la isla de Tenerife. Ya te avanzamos que seguramente volverás, puesto que te dejarás cosas atrás, pero también será una buena excusa para volver a visitarla.

Al tratarse de un lugar muy turístico, te aconsejamos reservar con tiempo tu hotel o alojamiento, principalmente en primavera o verano, cuando más turistas deciden viajar a la isla tinerfeña. Además, también te sugerimos preparar bien tu viaje, para no perder tiempo innecesario en los desplazamientos en coche por las carreteras tinerfeñas.

La costa de Tenerife puede presumir de poseer todo tipo de playas. Desde las calas de arena negra volcánica del norte a las impresionantes y largas playas del sur, las playas de Tenerife satisfacen todos los gustos gracias a su buen estado de conservación y las numerosas actividades y servicios que ofrecen.

En el norte, los arenales más destacados que ver en Tenerife son la playa de Las Teresitas, situada a escasos kilómetros de la capital; la playa de El Bollullo, poco masificada y de preciosa arena negra; la playa de los Patos, también de arena volcánica y aspecto salvaje; la playa de Tamadite, en pleno bosque de Anaga y la playa de El Socorro, en el norte, junto a la ciudad de Puerto de la Cruz.

En el sur, no te puedes perder los arenales más turísticos de la isla tinerfeña, como playa de Los Cristianos, playa de Las Vistas o la playa de El Médano, ideal para los amantes de los deportes al aire libre. También son muy populares la tranquila y enorme playa de la Tejita, localizada junto al popular cono volcánico Montaña Roja, la playa de Fañabé y la playa de Torviscas.

Rutas de 1 día

Buenavista del Norte: este corto itinerario es ideal para hacer en coche, aunque también puede hacerse a pie o en bicicleta, debido a su corta longitud. El recorrido empieza en Buenavista, con la visita a su bonito casco antiguo y sigue por interesantes lugares como El Palmar o el Mirador de Altos de Baracán, desde donde ver los caseríos típicos de la isla.

Rambla de Castro: este paisaje protegido se encuentra en el municipio de Los Realejos y es uno de los imprescindibles que ver en la isla de Tenerife. El itinerario, de poco más de 2 kilómetros, contempla el paso por varios barrancos y notables monumentos como el fortín de San Fernando o la Ermita de San Pedro.

Ruta al Teide: sin duda una ruta resulta imprescindible para conocer las particularidades geológicas del Parque Nacional del Teide. Existen diversas rutas para hacer a pie, siendo la más destacada y dura la que lleva al propio volcán. Paseando por sus senderos podrás descubrir espectaculares lugares naturales como la Montaña Rajada, la Mina de Pómez, los Huevos del Teide, la Estancia de los Ingleses o la Rambleta.

Disfruta de las actividades que te ofrecemos en Madrid

Momentos únicos e inolvidables