Qué ver en Lanzarote.

Paisaje volcánico en Lanzarote por Enric Rubio Ros (Flickr)

A pesar de que hay infinitos rincones que ver en Lanzarote, lo cierto es que la mayoría de turistas llegan atraídos por su excelente clima y sus impresionantes playas. Sin embargo, estamos ante una de las islas más fascinantes del archipiélago canario. Surgida de las entrañas del océano Atlántico, su territorio es un inmenso lienzo de piedra volcánica decorada con los más diversos colores: desde el verde los escasos árboles que existen, pasando por los colores más diversos de la lava que van del negro al rojo, el azul del mar o el amarillo de sus arenales. Así, no resulta extraño que la isla de Lanzarote fuese declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1993,

Preguntas Frecuentes sobre

Qué ver en Lanzarote

Pero la naturaleza no es lo único que sorprende. En esta isla el tiempo parece detenerse, lo que significa una buena excusa para que el viajero descubra los otros atractivos turísticos de Lanzarote: sus museos, sus cuevas y, sobre todo, el arte que César Manrique aunó tan bien con la naturaleza. Sin duda, una isla con personalidad propia que queremos ayudarte a descubrir con nuestra lista de los mejores lugares que ver en Lanzarote:

  • Arrecife: la capital de la isla es una bonita y tranquila ciudad portuaria. Su casco urbano de casas blancas se desliza a través de un entramado de calles repletas de comercios. Pero también tiene barrios de gran sabor popular, como el de San Ginés y destacados monumentos que ver en Lanzarote como el puente de las Bolas, la Iglesia de San Ginés y el castillo de San José.
  • Teguise: antigua capital insular, Teguise se asienta sobre un paisaje volcánico en el centro de la isla. En su término municipal se encuentra alguna de las obras más importantes de César Manrique, entre los que destaca el Jardín de Cactus, en Guatiza. También merecen una visita construcciones como el Palacio Spínola y el Castillo de Santa Bárbara, la fortaleza más antigua de Lanzarote. En su fachada marítima destacan las playas de Costa Teguise como playa Famara.
  • Parque Nacional de Timanfaya: se trata de uno de los imprescindibles que ver en Lanzarote. Tierra de fuego y volcanes, este parque es el resultado de las erupciones volcánicas producidas en los siglos XVIII y XIX. Un paisaje que deslumbra al viajero, que bien puede creerse que está en Marte o en la Luna. Prepárate para maravillarte con caprichosas formaciones rocosas y parajes de diversos colores como las Montañas de Fuego, consideradas Monumento Natural.
  • Puerto del Carmen: es la principal zona turística de la isla. La localidad ha pasado de ser un tradicional pueblo marinero a ser uno de los principales enclaves turísticos lanzaroteños. Con más de seis kilómetros de playas de aguas tranquilas y todo tipo de servicios, es uno de los imprescindibles que ver en Lanzarote.
  • Yaiza: situada en las estribaciones del Parque Nacional de Timanfaya, este pueblo se encuentra rodeado de un entorno de ensueño con volcanes y cráteres que dan lugar a parajes espectaculares como el de La Geria, el hidrovolcán de El Golfo o los Hervideros. Aunque sin duda la estrella es el gran Macizo de los Ajaches, considerado Monumento Natural y bajo cuya imponente mole se encuentra la espectacular playa de Papagayo, considerada varias veces la mejor playa de España.
  • Los Jameos del Agua: el genial artista César Manrique transformó un tubo volcánico para dar forma a un lago que es a la vez Centro de Arte, Cultura y Turismo, Una increíble forma de aunar arte y naturaleza, ideal para descubrir una de las especies endémicas de la isla, el cangrejo albino, una especie en grave peligro de extinción.

La isla lanzaroteña goza de un fantástico clima subtropical en el que las lluvias son escasas y las temperaturas son muy suaves en invierno. Es por ello que puedes viajar a Lanzarote en cualquier época del año. Hay personas que prefieren visitarla en verano o primavera, para disfrutar de sus calas y playas, pero otros prefieren acercarse de diciembre a febrero, cuando pueden descubrir el resto de atractivos que ver en Lanzarote sin soportar altas temperaturas.

También puede ser una excelente opción visitar la isla de Lanzarote coincidiendo con sus fiestas más importantes. El Carnaval, celebrado en febrero es la fiesta por excelencia de las Islas Canarias, pero también merecen la pena las Fiestas de San Ginés, celebradas en agosto en Arrecife.

La isla lanzaroteña es la cuarta más grande del archipiélago y, además, ofrece una amplia gama de atractivos. Es por ello que te recomendamos al menos disponer de 4 0 5 días para descubrir los principales atractivos turísticos que ver en Lanzarote. Realmente, si puedes estar 5 o 6 días sería perfecto, pero, de todos modos, seguro que te dará tiempo suficiente para hacer alguna de las rutas y actividades más famosas.

Por otro lado, debes tener en cuenta que la isla es un sitio bastante turístico, por eso te recomendamos reservar con antelación tu alojamiento, sobre todo si decides visitar la isla de Lanzarote en verano. Finalmente, te recomendamos organizar bien tu viaje y alquilar un coche para conducir por las bonitas carreteras locales.

Bañada por el océano Atlántico, la isla de Lanzarote ofrece al viajero innumerables playas y calas de todo tipo. Desde espectaculares y largos arenales dorados a calas de arena volcánica perfectas para desconectar. La buena fama de algunas ha trascendido mucho más allá de la isla, siendo consideradas de las mejores de España. Para que no te pierdas nada, te dejamos con algunas de las mejores playas que ver en Lanzarote.

En el norte el arenal más conocido es Playa Famara, una de las mejores playas de Lanzarote. Esta interminable playa semiurbana a la que se acercan los aficionados al surf y al windsurf es también ideal para estar en familia, al disponer de una infraestructura con todo tipo de servicios. También te recomendamos el Caletón Blanco de Órzola, en el municipio de Haría, y la playa de La Garita, una magnífica playa de fina arena negra situada en la accidentada bahía de Arrieta.

En el sur de la isla se encuentran las playas más populares de Lanzarote. Puerto del Carmen, zona turística por excelencia, ofrece más de 6 kilómetros de playas con todo tipo de servicios. Destacan Playa Chica y Playa Quemada, una playa de arena negra volcánica perfecta para disfrutar de la costa este de la isla y las puestas de sol que ahí se dan. Aunque las playas más famosas son las denominadas playas del Papagayo, una serie de playas paradisíacas que se extienden por esta zona de la costa, entre las que te recomendamos Playa del Congrio, una espectacular cala donde con un poco de suerte podrás estar solo. Finalmente, no te pierdas Cala Papagayo, uno de los imprescindibles que ver en Lanzarote, al ser reconocida como la mejor playa de España en el año 2019.

La isla ofrece una gran variedad de itinerarios, desde recorridos de senderismo pasando por actividades náuticas o rutas gastronómicas. Estas son nuestras recomendaciones:

Rutas de 1 día

Ruta Haría-Órzola: esta ruta es ideal para hacer a pie y descubrir la desconocida costa norte de la isla, repleta de calas, playas y pequeños rincones excepcionales, además de bellos paisajes de interior como los del Malpáis de la Corona.

Ruta por Arrecife: la capital de la isla es una ciudad perfecta para realizar una ruta a pie por sus calles comerciales y sus paseos marítimos. Puedes también alquilar una bicicleta y descubrir la zona de Argana.

Rutas de más de 1 día

Sendero de Caldera Blanca: la isla lanzaroteña tiene un fuerte carácter volcánico que podrás descubrir con esta ruta a pie. El recorrido, que comienza en el pequeño pueblo de Mancha Blanca, pasa por un impresionante cráter además de por otros lugares emblemáticos que ver en la isla de Lanzarote.

Ruta del vino: esta ruta enológica es una actividad ideal para conocer la tradición vitivinícola de la isla. El recorrido pasa por pueblos tradicionales como Uga, Teguise, Tinaya o Vegas de Tegoyo y te permitirá apreciar los viñedos más singulares de la geografía española

Disfruta de las actividades que te ofrecemos en Madrid

Momentos únicos e inolvidables