Qué ver en Málaga.

Panorámica de Ronda en Málaga por Rafael Cubero Miranda (Flickr)

Asociada casi siempre al turismo de sol y playa, lo cierto es que hay mucho más que ver en Málaga que las preciosas playas y ciudades de la Costa del Sol. De hecho, la provincia malagueña está llena de atractivos para los viajeros que buscan algo diferente como las montañas de las serranías de los alrededores o los pueblos del interior de Málaga, el destino perfecto para desconectar del mundo.

Preguntas Frecuentes sobre

Qué ver en Málaga

Sin duda, las opciones de ocio y entretenimiento no escasean en todo el territorio malacitano. Por eso, para que puedas hacerte una idea de todo lo que ofrece esta provincia del sur de España, hemos recopilado los lugares imprescindibles que deberías visitar en un viaje a la provincia de Málaga:

  • Catedral de Málaga: conocida como "La Manquita", es uno de los monumentos más importantes que ver en Málaga. La catedral malacitana fue construida entre el siglo XVII y el siglo XVIII y es hoy en día una de las obras del Renacimiento más importantes de Andalucía.
  • Alcazaba y Castillo de Gibralfaro: situada a los pies del monte Gibralfaro, es una de las mayores fortalezas árabes de la región andaluza y símbolo de su pasado. En lo alto se encuentra también el Castillo de Gibralfaro, construido para proteger la propia Alcazaba. Desde lo alto es posible contemplar las mejores vistas de la ciudad y sus alrededores.
  • Teatro Romano de Málaga: muy cerca del castillo de Gibralfaro, en el edificio de la Casa de la Cultura, fue descubierto en el año 1951 el antiguo teatro romano malacitano. Todo un símbolo del pasado y cultura romanos de Málaga. Fue construido en tiempos del Emperador Augusto, en el siglo I d.C.
  • Iglesia del Sagrado Corazón: situada en la Plaza de San Ignacio de Loyola, se trata de la única obra neogótica del centro de la ciudad. Fue construida entre los años 1907 y 1920 y en su diseño se notan las influencias de otros grandes templos como la Catedral de Toledo o la de Burgos.
  • Museos de Málaga: la intensa actividad cultural y museística de la ciudad es otro de los grandes atractivos que ver en Málaga. No en vano, la ciudad ha visto nacer a grandes artistas, entre los que destaca el genial pinto Pablo Picasso, que tiene aquí un museo dedicado. También resultan muy interesantes el Museo Carmen Thyssen y el Centro Pompidou.
  • Marbella: aunque habitualmente Marbella es sinónimo de lujo y fiesta, tampoco es exactamente así. La ciudad es el lugar más visitado por los turistas en la Costa del Sol, debido a sus playas y fantástico ambiente de ocio, que tiene en la conocida Puerto Banús su máximo referente. Pero hay mucho más, ya que también merece la pena visitar su casco histórico de casas blancas y rincones inolvidables como la Plaza de los Naranjos. Por no mencionar monumentos como la Alcazaba y las murallas del castillo.
  • Nerja: aunque se encuentra emplazada en plena Costa del Sol, Nerja es una de las localidades más tranquilas que ver en la provincia de Málaga, principalmente durante los meses de temporada baja. Además de sus playas, ideales para bucear, sus alrededores están repletos de parajes naturales realmente espectaculares. En la costa destacan los acantilados de Maro-Cerro Gordo, mientras que, en el interior, te recomendamos visitar la Cueva de Nerja, en cuyo interior se conservan valiosas pinturas rupestres y la estalactita más grande del mundo.
  • Estepona: es otro de los municipios turísticos que ver en la costa malagueña. La playa de la Rada, en la propia ciudad, es una de las más famosas. Estepona es también un buen lugar para descubrir otros municipios de la Costa del Sol como Torremolinos o Benalmádena.
  • Ronda: gracias a su conjunto histórico considerado Bien de Interés Cultural es uno de los pueblos más bonitos de Málaga. Y es que la estampa de su Puente Nuevo y las casas colgantes sobre el famoso Tajo de Ronda es una de las imágenes más conocida de toda la provincia. Además, cuenta con otros monumentos de interés como el Palacio del Rey Moro, la Casa de San Juan Bosco y la monumental Plaza de Toros de Ronda.

La provincia malagueña disfruta de un clima envidiable, por algo su litoral se llama la Costa del Sol. El clima es mediterráneo típico, con temperaturas agradables durante todo el año. Los meses más fríos son de diciembre a enero, durante los que los pueblos del interior pueden registrar temperaturas más bajas. Es por ello que la mejor época para viajar a Málaga es de marzo a octubre. Podrás disfrutar de largos días soleados en sus playas y tener tiempo también para descubrir sus pueblos más encantadores.

Otra genial idea es también visitar la provincia de Málaga coincidiendo con sus festividades más destacadas. Como en todo Andalucía, la Semana Santa es una celebración importante y la de la ciudad de Málaga tiene carácter de Interés Turístico Internacional. También son muy famosas en toda España las procesiones de Semana Santa de Riogordo, Antequera, Ronda y Vélez-Málaga.

Con apenas 7.000 kilómetros cuadrados, la provincia malagueña es la más pequeña de Andalucía. Sin embargo, son tantos los atractivos que ofrece a lo largo de su territorio que, necesitarás de un buen tiempo para descubrirla. De todos modos, para empezar a abrir boca te recomendamos disponer de al menos una semana para explorar todos los lugares de interés que ver en la provincia de Málaga. Puede que no llegues a conocer todos los atractivos, pero si te dará tiempo a hacer las rutas imprescindibles.

En caso de que tu intención solo sea visitar la capital malagueña, entonces te aconsejamos que reserves unos 2 o 3 días de tus vacaciones para descubrir lo más importante que ver en Málaga ciudad.

La provincia de Málaga es una de las más visitadas. Muchos disfrutan de la Costa del Sol y sus playas, pero también hay otros que prefieren sus serranías y montañas. Lugares donde perderse, desconectar del ajetreo diario o realizar diversas actividades al aire libre.

La provincia puede presumir de varios Parques Naturales, donde descender ríos o realizar rutas de senderismo. Te recomendamos una escapada a la Sierra de las Nieves, la Serranía de Ronda o la Sierra de Grazalema, esta última considerada uno de los lugares más lluviosos de España. Además, en estas montañas te encontrarás los más grandes y mejor conservados bosques de pinsapos de España, una especie verdaderamente rara que solo se da en las serranías de Málaga y Cádiz.

Por otra parte, si eres de los que gustan de la aventura, una de las mejores cosas que ver en la provincia de Málaga es el Caminito del Rey, una de las rutas de senderismo más fascinantes de toda la geografía española. Se trata de un vertiginoso paseo de pasarelas aéreas construido en un desfiladero con unas vistas impresionantes. Se llama así porque fue recorrido por el rey Alfonso XIII para inaugurar las obras del embalse del Conde de Guadalhorce. Por último, si vas a visitar Málaga ciudad, puedes hacer una escapada al Parque Natural Montes de Málaga, un paraíso de la naturaleza a escasos minutos de la capital malacitana.

Ruta de 1 día

Parque Natural Sierra de las Nieves: este parque se caracteriza por la gran variedad de paisajes y ecosistemas que ofrece, destacando los bosques de pinsapos, una especie endémica de las serranías de Cádiz y Málaga. Además, la ruta representa la ocasión perfecta para descubrir pueblos como Alozaina, Casarabonela o El Burgo.

Rutas de más de 1 día

Ruta de la Costa del Sol: es sin duda una de las mejores cosas que ver en Málaga. La Costa del Sol es el destino perfecto para desconectar del ajetreo diario, disfrutar de sus playas y divertirse visitando sus pueblos y ciudades más interesantes. El itinerario parte de Málaga y pasa por conocidos lugares como Torremolinos, Fuengirola, Nerja, Marbella y Estepona.

Ruta Mudéjar de la Axarquía: el itinerario permite conocer el pasado árabe de la Axarquía y sus excelentes muestras de arquitectura mudéjar. La ruta recorre los pueblos de Arenas, Árchez, Salares, Sedella y Canillas de Aceituno, situados a los pies de las montañas del Parque Natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama.

Ruta de la Pasa: una actividad de lo más interesante para descubrir el pasado nazarí de la Axarquía y sus viñedos, donde dicen que se dan las mejores uvas pasas del mundo. Haciéndola aprenderás como es el proceso de secado de las uvas hasta convertirse en pasas. El recorrido incluye el paso por municipios de amplia tradición como Totalán, Comares, Cútar, El Borge, Almáchar y Moclinejo.